3 consejos para hacer surf de forma sostenible

Aquellos que disfrutamos del mar de forma constante tenemos un contacto muy íntimo con la naturaleza, notamos cómo le afecta el trato que le damos y sufrimos las consecuencias que nuestro comportamiento provoca en ella. Esta relación tan cercana nos lleva a ser protectores del medio ambiente por defecto, pues queremos cuidar y conservar ese lugar tan especial que nos permite disfrutar de momentos irrepetibles. Desgraciadamente existen muchas cosas que hacemos casi de forma automática, por el simple hecho de practicar surf, que tiene un impacto negativo – a veces de forma indirecta – en el mar.

Hábitos que adquirimos sin intención malvada pero que de manera gradual y casi imperceptible degradan nuestro lugar especial, dejando una marca que será difícil borrar. Tan complicado de eliminar que es mejor no haberla dejado. Ya he hablado en otra ocasión (link) sobre cómo el proceso de elegir una tabla de surf es sumamente importante para reducir la huella del carbono como surferos, y hoy voy a contar unas cuantas cosas más que hago yo para reducir o eliminar el rastro que dejo tras de mí. Esta es mi guía para ser un surfer más sostenible.

Suscríbete…

…y recibe tu dosis de flow
 

Aire Acondicionado

Esta maravilla de la ingeniería, que hace que esos días en los que el aire quema sean más llevaderos, convierte nuestro coche -o furgo- en un refugio del infierno en el que se convierte la tierra durante el verano. No hay duda alguna de que un trayecto fresquito, mientras buscamos cual es el mejor pico en el que surfear, es un placer de dioses y que hacerlo sin él parece que estemos cumpliendo condena por un delito indeterminado.

Es una pena que el motor del coche tenga que trabajar más duro para dejar el asiento frío como el culo del Yeti. Esto hace que tu vehículo consuma bastante más y por lo tanto genere más partículas contaminantes, es decir estás pagando y contaminando más para estar más cómodo. En general no existe mayor motivo que la comodidad para encenderlo, y las consecuencias de nuestro amor por el confort nos acercan de forma lenta pero estable hacia un escenario en el que los gases que estamos lanzando hagan desaparecer muchos picos en los que disfrutamos a menudo.

Esta contaminación podría reducirse. Fuente: Union of concerned scientists

Esta contaminación podría reducirse. Fuente: Union of concerned scientists

Lo quieras o no el residuo de tu frío oasis contribuye al efecto invernadero, y por lo tanto al deshielo de los polos, que a su vez hace que suba el nivel del mar – ¿Vas intuyendo que quiero decir? Poco a poco, a medida que sube el nivel del mal, vas alejando el reef de la superficie, haciendo que la ola rompa cada vez peor. ¿De verdad quieres perder tu ola favorita?¿Cómo vas a encontrar esa sensación de paz cuando no exista ese lugar especial? No vas a encontrar algo parecido a tu spot preferido, un lugar que te haga sentir así de espiritual, tan conectado contigo mismo y con el universo.

No te arriesgues a perderlo y apaga el aire acondicionado. Es incómodo, pero la recompensa por pasar calor es enorme: seguir disfrutando de días memorables en el agua.

Ropa

Es parte de la identidad como surfero: la ropa de marca. Muchos vestimos de una manera muy específica que nos permite anunciar al mundo con qué grupo nos identificamos y cuál es la característica de nuestra persona que queremos resaltar. Esto nos lleva a consumir una serie de prendas cuidadosamente seleccionadas, con determinados colores y logos que nos permiten decirle al mundo: hago surf. Quizá lo que no nos preguntamos es cómo afecta nuestra ropa a la calidad de las olas, y deberíamos.

Es bien conocido que las grandes marcas textiles externalizan su producción a países en los que la misma es mucho más barata que en el mundo occidental. Lugares donde los derechos del trabajador no existen, las medidas de seguridad son nulas, y la gestión de residuos es un mito. Los tintes, productos químicos utilizados, y desechos derivados de la producción textil van a parar al mar de una forma o de otra. Unas veces con un vertido directo a ríos y otras porque la lluvia moja y arrastra consigo restos contaminantes de los residuos abandonados en vertederos sin control.

Esto es lo que le hace la moda al mar

Esto es lo que le hace la moda al mar. Fuente: Ecowatch

La mejor solución, la que tienes en tu mano, para que tu spot favorito siga limpio es no comprar ropa a aquellos que ponen los beneficios por encima del medio ambiente, por encima de tu mar. Es tan fácil como no sacar la cartera, ahorrarte unos billetes y de paso alargar la vida de tu ola de ensueño para que tus hijos puedan disfrutarla. Opta por fabricantes que traten al planeta como si fuera su propia casa, y que vendan ropa de ese estilo que te gusta. Para saber qué empresas se preocupan de producir de forma responsable puedes consultar los ranking online como este (link).

Surf trips

Viajar y hacer surf puede que sea la mejor combinación después del bacon con chocolate. Desde que existe el surf, todos hemos estado buscando nuevas olas que intensifiquen esa euforia que sentimos en nuestro spot habitual. Nos permite disfrutar, aprender y experimentar sensaciones especiales y desconocidas, sentirnos como un auténtico aventurero del siglo XV. Es una manera estupenda de conocer nuevas culturas, conectar de manera especial con los locales mientras estamos a remojo y crecer a nivel personal.

La mala noticia es que es una actividad altamente destructiva para el medio ambiente y puede serlo aún más si no elegimos bien dónde y con quién. Desde la barquita que nos lleva al pico, hasta la cabaña en la que dormimos deben de ser elegidas con cuidado, pues el impacto en la ola que tienes en frente puede ser devastador. Cosas tan normales como echar el ancla puede destruir un reef maravilloso y actos tan automáticos como tirar de la cisterna pueden contaminar una ola de ensueño.

Tu reef favorito a punto de ser destrozado por un ancla. Fuente: Divecompare

Tu reef favorito a punto de ser destrozado por un ancla. Fuente: Divecompare

Para facilitarte la tarea, existen empresas que certifican a aquellas relacionadas con el surf que tienen una actitud responsable con el medio ambiente y se preocupan por conservar tu lugar especial en el mundo: el mar. A la hora de viajar asegúrate de que tu paso no deja un rastro tóxico consultando en webs como Stoke Certified (link).

Tu lugar especial, el mío, el que quieres darle a tu hijo, es tan bello como frágil. Es nuestra responsabilidad ser los guardianes y cuidadores del mar, haciendo y obrando de tal manera que con nuestro ejemplo el resto del mundo se inspire. Nadie conoce mejor que un surfero cuáles son las consecuencias de nuestros actos y por lo tanto debemos ser los portavoces y líderes de la conservación de ese lugar al que me gusta llamar “mi iglesia”.

 

2 Comments on “3 consejos para hacer surf de forma sostenible”

    1. Que bueno Matos, no conocía ese proyecto, me encantan este tipo de iniciativas. ¿A qué foam bidegradable te refieres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *